Todos conocemos los beneficios físicos que tiene practicar algún deporte o actividad física. También sabemos que el deporte ayuda a prevenir algunas enfermedades y que tiene numerosos beneficios para la salud de las personas que realizan actividades físicas con regularidad. Sin embargo, los beneficios del ejercicio físico a nivel psicológico han sido menos estudiados y, por tanto, no son tan conocidos.

Durante los últimos años han publicado varios estudios de la relación entre la actividad física y la depresión que demuestran que el ejercicio físico tiene efectos antidepresivos en pacientes leves y moderados. Pero, más allá de los beneficios asociados a patologías psicológicas, el deporte también aporta numerosos beneficios psicológicos.

Practicar regularmente algún ejercicio físico contribuye a mejorar el estado de ánimo y a aumentar la sensación de bienestar. También permite conocer otras personas relacionadas con el deporte que se practique, así como desarrollar y potenciar habilidades psicomotrices. Estos son algunos de los beneficios psicológicos que aporta la actividad física regular:

  1. Ayuda a mejorar el estado de ánimo.
  2. Facilita el manejo de emociones negativas.
  3. Ayuda a mejorar la calidad del sueño.
  4. Permite desconectar temporalmente de las preocupaciones o problemas.
  5. Ayuda a mejorar la autoestima y la autoeficacia.

Las personas más aficionadas al deporte ya sabréis qué deporte os gusta practicar. Por otro lado, las personas que no tengáis un deporte favorito, sólo tenéis que probar diferentes opciones hasta encontrar una que disfrutéis. A partir de ahí, es cuestión de establecernos una rutina adecuada y disfrutar de los beneficios del deporte.

¡¡Feliz semana a todos y no os olvidéis de sonreír por favor!!